Todas las semanas desarrollamos un pensamiento, una reflexión, algo que nos impulse emocionalmente a empezar el día con optimismo o a encarar el día para enfrentarnos a algo que nos cuesta sobrellevar. Puede ser como un eco que repitas durante el día, para darle peso al mensaje que incluye. Al darnos cuenta de que una situación cambia por el mero hecho de prestarle atención, creamos una frase que refuerce nuestro deseo, que apoye nuestra decisión, que resuelva nuestro conflicto. Creer es crear, ¡recuérdalo!

Escucha más audios